Wimdu cierra a fin de año “al enfrentar importantes desafíos financieros y comerciales”

Wimdu GmbH ha anunciado su cierre a fin de año “al enfrentar importantes desafíos financieros y comerciales”, por lo que la empresa competencia de Airbnb dejará de operar a finales de 2018.

La compañía, que cuenta con 100 empleados ubicados en Berlín y Lisboa, asegura que la administración está trabajando estrechamente con el personal para afrontar este cierre.

La compañía asegura que los objetivos principales son el trato justo de los empleados afectados por el cierre y la administración de reservas futuras para sus huéspedes y anfitriones.

La compañía garantiza a los clientes que hayan reservado alojamientos para el resto del año que se les mantendrán sus reservas, mientras que los usuarios que hayan realizado reservas para el año que viene serán contactados para gestionar las devoluciones.

Wimdu se presentaba como la mayor plataforma de Europa especializada en apartamentos urbanos y ofrecía 350.000 alojamientos en más de 150 países de todo el mundo.

En 2017, Windu fue adquirida por el grupo danés Novasol con el objetivo de fortalecer su posición en el mercado europeo. Precisamente hoy a ciere de Wimdu se suma otra información: la dimisión del consejero delegado de Novasol, Bernd Muckenschnabel, quien será sustituido por Jan Hapaanen, vinculado al grupo desde 2002.