El turismo internacional en Europa aumentó un 4% en el primer semestre del año

Se recibieron 671 millones de llegadas de turistas internacionales durante los seis primeros meses del año

Las llegadas de turistas internacionales a Europa crecieron un 4% de enero a junio de 2019, en comparación con el mismo periodo del año anterior según refleja el último barómetro del turismo mundial de la Organización Mundial del Turismo (OMT).

El crecimiento fue liderado por Medio Oriente (8%), Asia y el Pacifico (ambas con el 6%), mientras que África y la región de las Américas tuvieron una evolución más moderada (3% y 2%, respectivamente).

A nivel mundial, los destinos recibieron 671 millones de llegadas de turistas internacionales durante los seis primeros meses de 2019, casi 30 millones más que el mismo periodo del año anterior, lo que representa una continuación del crecimiento registrado el año pasado.

En este sentido, la OMT asegura que el aumento de las llegadas de turistas está volviendo a su tendencia histórica y está en línea con el pronóstico del 3% al 4% para todo el año 2019.

Los impulsores de estos resultados han sido una economía fuerte, viajes aéreos asequibles, una mayor conectividad aérea y una mayor facilitación de visas. Aunque los indicadores económicos más débiles, la incertidumbre sobre el Brexit, las tensiones comerciales y tecnológicas y los desafíos geopolíticos han comenzado a afectar en la confianza de las empresas y los consumidores.

A nivel regional, Europa creció un 4% entre enero y junio de 2019, con un primer trimestre positivo seguido de un segundo trimestre superior a la media (abril: 8% y junio: 6%), debido a una temporada de Pascua activa y el comienzo de la temporada de verano en la región más visitada del mundo. La demanda interregional alimentó gran parte de dicho crecimiento, pero también los mercados extranjeros como Estados Unidos, China, Japón y los países del Consejo de Cooperación del Golfo (CCG).

Asia y el Pacífico, registraron un crecimiento superior al promedio mundial durante el periodo enero-junio de 2019 (6%), impulsado por los viajes de ida a China. En este sentido, Asia meridional y nororiental (ambos con un 7%), seguido por Asia sudoriental (5%) fueron los líderes del aumento en donde Oceanía experimentó un ligero aumento del 1%.

En las Américas (2%), los resultados mejoraron en el segundo trimestre después de un débil inicio de año. El Caribe, con un 11% de crecimiento, se benefició de la fuerte demanda estadounidense, continuando su recuperación tras el impacto de los huracanes Irma y María a finales de 2017. América del Norte registró un incremento del 2%, mientras América Central mostró resultados mixtos (1%). América del Sur disminuyó la llegada de turismo internacional un 5% debido a la bajada de los viajes de ida desde Argentina, que afectó también a los destinos vecinos.

África, con un aumento de turismo internacional del 3%, tuvo mayor impulso en el norte (9%), un registro sólido después de dos años en cifras de dos dígitos, mientras que el crecimiento en África Subsahariana fue plano (0%).

Por su parte, Oriente Medio (8%), experimentó dos trimestres fuertes, lo que refleja una temporada de invierno positiva, además del aumento de la demanda durante el mes de Ramadán en mayo y Eid A-Fitr en junio.

RESULTADO DESIGUAL EN LOS MERCADOS EMISORES

El turismo emisor chino, con un 14% en viajes al extranjero, continuó impulsando las llegadas a muchos destinos de la región durante el primer semestre del año, aunque durante el primer trimestre el gasto fue un 4% menor en términos reales. Las tensiones comerciales con Estados Unidos y la ligera depreciación del yuan, han podido influir en la elección del destinos de los viajeros chinos a corto plazo.

Los viajes desde Estados Unidos, el segundo mayor emisor en términos de gasto, se mantuvieron sólidos (7%), respaldados por un dólar fuerte. En Europa, el gasto del turismo internacional de Francia e Italia (8% y 7%, respectivamente) fue sólido, aunque Reino Unido (3% ) y Alemania (2%) reportan cifras más moderadas.

El gasto de Japón (11%) fue el segundo más fuerte entre los mercados asiáticos, mientras que la República de Corea gastó un 8% menos en el primer semestre de 2019, debido a la depreciación del won coreano. En Oceanía, Australia gastó un 6% más en turismo internacional.