Thomas Cook se desploma casi un 40% en Bolsa, en mínimos históricos

Las acciones de Thomas Cook Group perdieron una cuarta parte de su valor y se hundieron el viernes un 39,81% en la Bolsa de Londres, en la segunda jornada consecutiva con fuertes caídas, después de presentar ayer unas pérdidas casi seis veces superiores en su primer semestre fiscal.

En concreto, los títulos de una de las compañía de viajes más antigua del mundo cerraron a 11,8 peniques, su nivel más bajo desde julio de 2012, y rozando su mayor caída diaria desde noviembre de 2011.

Un informe de Citi, rebajando su calificación y reduciendo a cero el precio objetivo de su acción, ante la debilidad de las reservas para verano, después de que Thomas Cook emitiera su tercer ‘profit warning’ (rebaja de previsiones) en menos de un año, ha hundido más si cabe la cotización de la británica, que acusa la incertidumbre del ‘Brexit’.

Thomas Cook está explorando la venta del que es ahora mismo su negocio más rentable, el de las aerolíneas, en un intento por lograr mayor liquidez y sostener la financiación de su plan estratégico en el que priorizará el negocio vacacional y los hoteles de marca propia, y según asegura, ha recibido “múltiples ofertas” para su compra parcial o total, sin dar detalles.

Citi considera que la venta de su negocio aéreo supondría un alivio a corto plazo para la compañía turística y podría alentar también una oferta para toda la compañía por parte entidades no pertenecientes a la UE como Fosun, el principal accionista de Thomas Cook.