Thomas Cook factura 2.700 millones en su tercer trimestre fiscal, casi un 10% más

Thomas Cook facturó 2.479 millones de libras esterlinas (2.779,2 millones de euros) en su tercer trimestre fiscal, que terminó el pasado 30 de junio, un 9,9% más que en el mismo periodo del año anterior, cuando alcanzó unos ingresos de 2.256 millones de libras esterlinas (2.529,2 millones de euros), según informó la compañía en un comunicado.

El beneficio bruto del touroperador alcanzó los 443 millones de libras esterlinas (496,6 millones de euros), un 3,2% menos que los 458 millones de libras esterilnas (513,4 millones de euros) del año anterior.

El tourepardor británico registró durante su tercer trimestre un resultado neto de explotación (Ebit) de 14 millones de libras esterlinas (15,7 millones de euros), un 7,6% más que el año anterior.

La deuda de la compañía de viajes aumentó hasta los 468 millones de libras esterlinas (524,7 millones de euros), frente a los 404 millones de libras esterlinas (452,9 millones de euros) de deuda registrada en el tercer trimestre fiscal de 2017.

CRECIMIENTO EN TURQUÍA Y EGIPTO

Thomas Coook ha destacado positivamente el crecimiento de la popuilaridad de destinos como Egipto o Turquía, aunque no han compensado por completo la “presión sobre los márgenes en España”.

La compañía ha registrado un aumento del 11% de las reservas para este verano en comparación con el anterior, “alimentadas por un crecimiento fuerte en la aerolínea del gripo, en línea con el aumento de la capacidad planeado, sobre todo en Alemania”, señaló el consejero delegado, Peter Fankhauser.

Por otro lado, el grupo destaca que el crecimiento de las reservas se vio afectado negativamente por el periodo de calor que se ha instalado en Europa durante junio y julio, lo que ha retrasado las reservas de los clientes.

No obstante, la compañía confía en que la estrategia de negocio que están desarrollando conseguirá situarla en una mejor posición y conseguir una buena temporada en verano de 2019