Ryanair y Lufthansa resuelven su disputa por los aviones arrendados de Laudamotion

Ryanair y Lufthansa han resuelto sus problemas con los contratos de arrendamiento de Laudamotion, evitando así una audiencia en la corte de Londres programada para noviembre, según han informado este martes ambas aerolíneas.

En julio, Lufthansa dijo que daba por roto su acuerdo de arrendamiento con Laudamotion, alegando que la aerolínea comercial austriaca no había cumplido con los pagos, por lo que se inició el proceso para ir a los tribunales pese a que Laudamotion rechazó las acusaciones de la aerolínea germana, cuya vista estaba prevista para el próximo mes de noviembre.

Finalmente, para resolver el conflicto y evitar llegar a los tribunales la compañía austriaca devolverá los nueve aviones arrendados a Lufthansa durante la primera mitad de 2019, según han acordado ambas compañías. “Las partes han resuelto el litigio entre ellas, por lo que el Tribunal Superior de Londres no escuchará el asunto en noviembre de 2018”, señalan.

La disputa entre ambas puso de relieve la batalla por controlar el mercado en Alemania y Austria después del colapso de Air Berlin, y finalmente fue la mayor compañía de bajo coste en Europa, Ryanair, la que se hizo con el 75% del capital de la codiciada filial austriaca, en detrimento del gigante alemán.

Laudamotion no necesita aviones porque duplicará su actual flota de Airbus con un nuevo pedido de 18 aviones A320 que recibirá durante el verano de 2019. Esta operación supone además agregar aviones Airbus al grupo Ryanair por primera vez, ya que por ahora opera únicamente con Boeing.

La nueva Laudamotion opera en este momento con diez Boeing 737 de Ryanair además de sus aviones Airbus, y planteaba reducir seis para el verano del próximo año, en línea con el objetivo no tener operando una flota mixta de Boeing-Airbus.