Royal Caribbean operará en el Puerto de Tarragona en 2020 y aportará 21.300 cruceristas

El enclave prevé recibir 102.000 pasajeros de crucero la próxima temporada

Royal Caribbean International, filial del grupo Royal Caribbean Cruises, operará en el Puerto de Tarragona en la temporada de 2020, aportando un total de 21.300 cruceristas con cinco escalas, prácticamente un cuarto de los 102.000 pasajeros que prevé registrar el enclave portuario en la próxima temporada.

Así lo ha explicado este miércoles en rueda de prensa el presidente del Puerto de Tarragona, Josep Maria Cruset, que ha estado acompañado por el alcalde de Tarragona, Pau Ricomà, y por la concejal de Turismo del Ayuntamiento de Reus, Montse Caelles.

La naviera ya ofrece en su web cruceros con salida desde el Puerto de Tarragona con destino a las islas Canarias, islas griegas, Venecia (Italia) y al Adriático, unas rutas con una duración de entre siete y 14 días.

Las embarcaciones que operarán en el Puerto de Tarragona serán el Rhapsody of the Seas, con una capacidad para unos 2.000 pasajeros, y el Jewel of the Seas, que puede transportar hasta 2.500 usuarios.

Cruset ha destacado el salto cualitativo que suponen las operaciones de Royal Caribbean, ya que representan un cambio de paradigma en el proyecto de cruceros: «Cada vez más navieras apuestan por Tarragona. Esto nos pone en una situación privilegiada porque las navieras se vigilan mucho entre ellas y ahora nos llama gente con la que nos costaba mucho hablar».

COSTA CRUCEROS SUPRIME SU RUTA DE SIETE DÍAS

Por su parte, Costa Cruceros replantea su estrategia en el enclave portuario, apostando para la próxima temporada por una ruta de 12 días y 11 noches por el Mediterráneo Occidental, y suprimiendo la ruta de siete días que ofrecía con inicio y final en el Puerto de Tarragona.

La decisión de Costa Cruceros se traduce en 20 escalas menos por parte de esta naviera en el Puerto de Tarragona, si bien operará esta temporada con una embarcación de mayor capacidad, el Costa Victoria, que puede transportar a 2.394 cruceristas y 790 tripulantes, y que sustituye al NeoRiviera, con capacidad para 1.800 cruceristas y 622 miembros de tripulación.

Además de estas dos navieras, el Puerto de Tarragona también recibirá cruceros de 15 compañías más: Norwegian, TUI Cruises, Sea Cloud, AIDA Cruises, Viking Cruises, Crystal Cruises, Windstar, Seadream, Regent Seven Seas, Marella Cruises, Phoenix Reisen, Scenic, FTI Cruises, Gran Circle River Cruises y Majestic Cruises.

127.495 CRUCERISTAS EN 2019

Así, las previsiones para 2020 del Puerto de Tarragona son recibir 45 cruceros frente a los 62 de la recién terminada temporada de 2019, que finalizó el pasado 2 de noviembre con un récord de cruceristas de 127.495 pasajeros, superando así las previsiones, que eran de 110.000.

Cruset ha atribuido esta caída en el número de embarcaciones, además de al efecto de Costa Cruceros, a la coincidencia de la operativa con las obras de la nueva terminal en Moll de Balears, una inversión de 30 millones de euros que ampliará con 40 hectáreas el espacio destinado a la operativa de cruceros, y el Puerto de Tarragona está ultimando la licitación del proyecto con el objetivo de iniciar las obras en el primer trimestre de 2020.

Actualmente, la actividad de cruceros se opera en el Moll de Llevant y Cruset ha destacado que la nueva terminal permitirá recibir a embarcaciones de mayor dimensión y de forma simultánea: «Nos prepara para nuestro recorrido futuro».

IMPACTO ECONÓMICO DE 9,7 MILLONES

El impacto económico que ha generado la actividad crucerística en el territorio este 2019 es de 9,7 millones de euros, frente a los 7,37 millones generados en la temporada anterior.

Por nacionalidades, la mayoría de los cruceristas vienen de Italia (36.700), el conjunto de España (22.000), Francia (18.000) y Reino Unido (17.000), y los grupos de edades más representados han sido los de 35 a 54 años.

Preguntado por si Barcelona ha tenido algún impacto en estos buenos resultados, Cruset ha afirmado que «es evidente que Barcelona tiene un problema de saturación en el proyecto de cruceros».

EXPECTATIVAS SUPERADAS

El alcalde de Tarragona ha destacado que los resultados obtenidos están por encima de las expectativas, que ya consideraba exigentes: «Seguimos teniendo un trabajo importante, porque es un sector muy competitivo y consolidar una posición no es fácil».

Por su parte, Caelles ha resaltado que el hecho de que los cruceristas valoren con un 8,9 el destino Tarragona-Costa Daurada demuestra que se trata de un buen destino: «Es un sector complejo con mucha competencia, pero tenemos un muy buen producto».