Royal Caribbean invierte 223 millones en CocoCay, su isla privada

Se incluirá como escala en los once cruceros de la naviera y será el primero de una serie de destinos privados

Royal Caribbean ha inaugurado este fin de semana ‘Perfect Day at CocoCay’, la primera isla de su nueva colección de destinos privados ubicada en las Bahamas, con una inversión de 250 millones de dólares (223 millones de euros), que la naviera define como “una experiencia de vacaciones”, combinando diversión y relajación.

La isla cuenta con un el tobogán acuático más alto de Norteamérica con más de 40 metros, denominado ‘Daredevil’s Peak’, la piscina de olas más grande del Caribe, seis toboganes de carreras y un globo de helio que alcanza los 130 metros de altura, que destacan entre las atracciones del parque acuático ‘Thrill Waterpark’.

Otra de las zonas de plata de la isla es el Chille Island donde se ofrecen actividades como ‘snorkel’ y ‘jet sky’, además de oferta gastronómica. Para los más pequeños existe un barco pirata, Captain’s Jack’s Galleon, o el parque de agua, Splashaway Bay. Además, cuenta con una tirolina de casi 500 metros de longitud que recorre la isla y para los más deportistas la plata de South Beach, con todo tipo de instalaciones.

De uso exclusivo para clientes de Royal Caribbean, se puede acceder al enclave privado viajando desde Miami y otros puertos de Florida o el noroeste en cualquiera de los once barcos de la naviera que incluirán una escala en la isla en sus itinerarios, ha informado la naviera.