Ritz-Carlton pone a la venta los primeros pasajes para su nueva línea de cruceros de lujo

El primer barco, de los tres encargados al astillero vigués Hijos de J.Barreras, será entregado a finales de 2019

La hotelera Ritz-Carlton, propiedad de Marriott International, ha puesto a la venta los primeros pasajes de su nueva línea de cruceros de lujo ‘The Ritz-Carlton Yacht Collection’, que surcará los mares por primera vez en febrero de 2020 con sus tres primeros yates, encargados al astillero vigués Hijos de J.Barreras.

Ritz-Carlton desembarca así en este nuevo nicho de mercado, que define como cruceros de “ultralujo”, una mezcla de crucero de menor tamaño y yate de lujo, con barcos híbridos.

La cadena de hoteles de lujo entrará bajo esta marca en el mercado de yates y cruceros de lujo para operar en los viajes de lujo marítimos con itinerarios culturales y travesías de entre 7 y 10 días a destinos como el Mediterráneo, norte de Europa, Canadá, noroeste de Estados Unidos, el Caribe o América Latina. Los precios a partir de 4.100 euros para siete días, varían según el itinerario y la temporada.

“Aceptar reservas marca un antes y un después muy emocionante para el proyecto ‘The Ritz-Carlton Yatch Collection’, una línea que redefinirá el lujo en el mar”, ha celebrado el consejero delegado de la nueva división de la compañía, Doug Prothero, en un comunicado.

BARCO “HÍBRIDO” DE ‘ULTRALUJO’

El yate, diseñado especialmente para esta nueva división de la compañía, medirá 190 metros y tendrá capacidad para hasta 298 pasajeros y 240 tripulantes, incluyendo 149 suites con terraza privada propia.

Además, incluye dos lujosas suites ‘Owner’ de 158 metros cuadrados cada una, con su propio jacuzzi. La oferta gastronómica por una cuantía adicional contempla una experiencia culinaria en ‘Aqua’, restaurante insignia del buque diseñado por Sven Elverfeld, chef con una estrella Michelin.

El astillero vigués Hijos de J.Barreras se ha adjudicado el contrato de 250 millones para la construcción del primer barco para ‘Ritz-Carlton Yatch Collection’, un buque que sería el primero de una serie de tres, pues el contrato contiene una cláusula con opciones para otros dos. El primer barco dará empleo a entre 600 y 800 personas, entre operarios a bordo y tareas de taller, y la fecha de entrega es para finales de 2019.