Norwegian solicita prórrogas para dos emisiones de bonos valoradas en 346 millones

Norwegian Air Shuttle (NAS) ha solicitado ante la Bolsa de Oslo prórrogas en el vencimiento de dos de sus emisiones de bonos (NAS07 y NAS08), valoradas en 380 millones de dólares (346 millones de euros) hasta noviembre de 2021 y febrero de 2022, respectivamente, por lo que ofrecerá a los tenedores de estas emisiones no garantizadas un paquete de garantías avalado por su cartera de ‘slots’ (derechos de despegue y aterrizaje) en el aeropuerto de Londres-Gatwick, tasada de manera independiente con un valor superior al de ambas emisiones.

La aerolínea destaca que estos ‘slots’ serán “un simple aval financiero” y que “no afectarán” a sus operaciones en Gatwick, ya que sirven para facilitar la conexión de pasajeros entre sus redes europeas de corto radio y las intercontinentales de largo radio.

Esta iniciativa de usar los ‘slots’ de Gatwick como aval ya fue anunciada como una potencial fuente de financiación en la pasada presentación de resultados en el primer semestre de 2019 y forma parte de la estrategia de la compañía de pasar del crecimiento a la rentabilidad, al igual que la venta la semana pasada de las acciones de la compañía a Bank Norwegian. En un hecho relevante de la Bolsa de Oslo, la compañía señala que las transacciones anteriores en el mercado “demuestran la capacidad de monetizar los ‘slots’ de Gatwick’.

Para esta operación, NAS ha solicitado al administrador nórdico AS como administrador de bonos que convoque juntas de accionistas en el contexto de solicitud de la modificación de los términos y condiciones de los bonos NAS07 y NAS08 con vencimiento el 11 de diciembre de 2019 y el 7 de agosto de 2020. respectivamente.

Además de recibir el respaldo de activos, NAS propone modificar las estructuras de las opciones de compra para incluir incrementos en las primas de las opciones de compra, incluyendo el rescate al vencimiento del 105% del valor nominal.

MEJORA DEL RENDIMIENTO OPERATIVO

La compañía también señala que su rendimiento operativo sigue mejorando desde los resultados del primer semestre de 2019 y mantiene su perspectiva de alcanzar un Ebitdar de entre 6.000 y 7.000 millones de coronas noruegas (entre 600 y 700 millones de euros) en 2019.

Además, espera que siga mejorando durante 2020 a pesar de los problemas con los motores Rolls-Royce en los ‘dreamliners’ de la compañía y la puesta en tierra de la flota de Boieng 737 MAX, lo que ha tenido un impacto aproximado de 1.500 millones de coronas noruegas (150 millones de euros).

Durante este año, la compañía ha establecido como prioridad la consecución de las previsiones de reducir los costes en 2.000 millones de coronas noruegas (200 millones de euros) y seguir mejorando durante los años 2020 y 2021, así como la venta de su participación en Norwegian Finans Holding por un precio de 2.218 millones de coronas noruegas (221 millones de euros). El valor neto de esta operación, 934 millones de coronas noruegas (93 millones de euros) será recibido durante el cuarto …

Por otro lado, las compañía indica que las negociaciones relativas a la creación de una empresa en participación para una parte de la flota de aeronaves está avanzando y será anunciada cuando concluyan.