El ‘MSC Grandiosa’ incorporará dos sistemas avanzados de gestión ambiental

El ‘MSC Granciosa’ el buque más grande de MSC Cruceros entrará en servicio el próximo 31 de octubre e introducirá un sistema de reducción catalítica selectiva (SCR) y uno sistema avanzado de tratamiento de aguas residuales (AWT) para mejorar la gestión ambiental.

El barco, que se bautizará en Hamburgo el 9 de noviembre, contará con un sistema SCR que ayuda a reducir el óxido de nitrógeno en un 90% a través de la tecnología avanzada de control de emisiones activas, según explica la compañía. El óxido de nitrógeno de las operaciones del motor se conducirá a través de un catalizador, un dispositivo de alta densidad hecho de metales nobles, y los convertirá en nitrógeno y agua, ambos compuestos inofensivos.
El ‘MSC Grandiosa’ incorporará dos sistemas avanzados de gestión ambiental

El barco también estará equipado con un sistema AWT de próxima generación. A través de una filtración muy fina, las aguas residuales del ‘MSC Grandiosa’ se someterán a un proceso de purificación integral que la transformará en una calidad cercana al agua corriente potable de las ciudades.

El sistema cumple con las regulaciones exigidas en el Mar Báltico y trata las aguas residuales con un estándar más alto que la mayoría de la normativa, en materia de desechos, en ciudades de todo el mundo.

El próximo buque insignia de MSC Cruceros se ceñirá, por lo tanto, a los estándares ambientales más estrictos del mundo establecidos por la Organización Marítima Internacional (OMI). Esto también permitirá que ‘MSC Grandiosa’ esté certificado para operar en zonas geográficas con regulaciones adicionales como el Mar Báltico y Alaska.