Más de 193.000 contratos temporales irregulares pasaron a indefinidos en 2018

Un total de 193.946 contratos temporales irregulares se convirtieron en indefinidos en 2018, más del doble que en 2017, cuando se transformaron en indefinidos 92.925 contratos, según ha destacado este viernes la ministra de Educación y portavoz del Gobierno, Isabel Celaá, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros.

De esos 193.946 contratos temporales que pasaron a fijos, 61.445 conversiones se deben al Plan Director por el Trabajo Digno que puso en marcha el Gobierno el pasado mes de agosto, mientras que 132.501 conversiones tienen su origen en las actuaciones ordinarias llevadas a cabo por la Inspección de Trabajo.

Todos estos datos proceden de un informe que la ministra de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, Magdalena Valerio, ha presentado hoy al Consejo de Ministros con los resultados del Plan Director por un Trabajo Digno 2018-2020.

Como consecuencia de este Plan Director, que consta a su vez de un plan de choque contra el fraude en la contratación temporal y otro contra el uso irregular de la contratación a tiempo parcial, también se ha logrado incrementar la jornada de 8.824 trabajadores que tenían un contrato a tiempo parcial irregular.

Las actuaciones ordinarias de la Inspección en esta materia han supuesto la ampliación de jornada de otros 22.693 trabajadores. Así, sumando la actuación ordinaria de la Inspección y el plan de choque, en 2018 se amplió la jornada laboral a 31.517 trabajadores contratados a tiempo parcial, “el mejor dato de la historia”, según ha informado el Ministerio de Trabajo.

“Estas cifras suponen las mejores alcanzadas por la Inspección de Trabajo y Seguridad Social en sus actuaciones en materia de lucha contra el fraude en la contratación temporal”, destaca el Ministerio al respecto.

Junto a los planes de choque, destacan otras medidas del Plan Director como la creación de la Unidad de Lucha contra la Discriminación; la implantación del Buzón de la Inspección de Trabajo para comunicar incumplimientos de la normativa sociolaboral, y el refuerzo de los recursos humanos con la convocatoria de 353 nuevas plazas de inspectores y subinspectores.