Las casas árbol, al 95% de ocupación en temporada alta, según My Different Place

La instalación de alojamientos turísticos en lugares originales como árboles está ganando cada día adeptos, según el buscador de alojamientos My Different Place que asegura que estos novedosos complejos hoteleros mantienen una elevada ocupación que llega hasta el 95% en temporada alta.

Desde que en 2009 fuera inaugurado en Girona el primer complejo de alojamientos en casas árboles, la demanda de viajeros que buscan nuevas sensaciones en sus alojamientos no ha parado de crecer y con ella la construcción de diferentes complejos hoteleros de cabañas en los árboles de toda la geografía española como Cataluña, Madrid, Galicia, Navarra, Castilla La Mancha, Extremadura o el País Vasco.

De acuerdo con los estudios internos de My Different Place, el primer buscador de alojamientos diferentes, el nivel de ocupación puede llegar al 95% en temporada alta y fines de semana, y de un 75% de media los días de entre semana.

Su precio diario ronda los 120 euros y los gestores de estos alojamientos aseguran que pueden llegar a recibir más de 7.000 visitas cada año.

Entre ellas destacan los matrimonios con hijos que buscan vivir nuevas aventuras en familia, y las parejas de urbanitas que buscan un alojamiento no convencional en el que celebrar su aniversario o cumpleaños.

Pese a ser un fenómeno muy extendido en otros países europeos, en España todavía existe margen para la proliferación de nuevos complejos de casas-árbol por lo que en los próximos años podrían surgir nuevas iniciativas emprendedoras.

“Una cabaña no es un hotel ni una casa rural, es una experiencia que recordarás por siempre. Por eso triunfan”, asegura el co-fundador de My Different Place, Carlos Jover.