La Fiscalía investigará por posible «negligencia» a los pilotos del avión siniestrado en Estambul

La Fiscalía de Estambul ha abierto una investigación sobre los dos pilotos del avión que se salió de pista el jueves en el aeropuerto Sabiha Gokcen de Estambul, para determinar si pudieron ser responsables de «provocar muertos y heridos» por una «negligencia».

El Ministerio Público ha ordenado que se tomen muestras de sangre a los dos pilotos, que están ingresados, para determinar si tomaron alcohol o drogas, según la agencia de noticias oficial Anatolia. Además, testificarán como «sospechosos» una vez hayan recibido el alta.

Tres personas fallecieron y 180 resultaron heridas después de que el avión de Pegasus Airlines se saliese de la pista y se partiese en varios trozos tras aterrizar. Los investigadores analizan si se pudo deber al mal tiempo imperante en la zona el miércoles.

El principal responsable de la aerolínea, Mehmet Nane, ha asegurado que la empresa está dispuesta a asumir su responsabilidad y ha explicado que a los pilotos se les recomienda «no asumir riesgo», solicitando incluso el desvío a un aeropuerto alternativo si lo consideran necesario.

El ministro de Transporte, Mehmet Cahit Turan, había reconocido un día antes del siniestro el mal estado del aeródromo de Sabiha Gokcen, situado en la zona asiática de Estambul. En particular, reconoció la necesidad de reformar la pista, donde habría tareas de mantenimiento «cada noche».