La Barcelona Wine Week buscará aumentar el «prestigio internacional» del vino español

El salón vitivinícola contará con la presencia de más de 550 empresas y 40 denominaciones de origen

La primera edición de la Barcelona Wine Week (BWW) buscará aumentar el «prestigio internacional» de los vinos españoles, con un salón enfocado al público profesional que contará con la presencia de más de 550 empresas y 40 denominaciones de origen, en el que se mostrará una extensa oferta de vinos de prácticamente todas las comunidades autónomas de España.

Así lo han explicado este martes el presidente de BWW, Javier Pagés, junto al director general de Alimentaria Exhibitions, Antoni Valls, y la project manager de BWW, Marta Macías, en la presentación del evento que tendrá lugar en el pabellón 8 del recinto de Montjuïc de Fira de Barcelona del 3 al 5 de febrero.

El nuevo salón, que está organizado por Fira de Barcelona a través de la sociedad Alimentaria Exhibitions, aglutinará y pondrá en valor la variedad y la calidad de oferta de las diferentes zonas vitivinícolas españolas, dando cabida a todo tipo de bodegas y especialidades.

El salón permitirá a la industria española proyectar al mundo la excelencia y diversidad de sus vinos, además de mostrar el trabajo y esfuerzo en innovación que están realizando para diversificar sus productos y adaptarlos a diferentes mercados», ha asegurado Pagés.

Para ello, el certamen contará con una amplia representación territorial: la gran mayoría de las comunidades autónomas estarán representadas, así como 40 denominaciones de origen de todo el territorio y más de 550 empresas expondrán sus productos en el salón.

ESPAÑA ES LÍDER EN EXPORTACIÓN

Con la mayor superficie de cultivo dedicada a la viña –aproximadamente 1 millón de hectáreas– de todo el mundo, España ocupa la primera posición en exportación de vino, con más de 21 millones de hectolitros anuales, según el Observatorio Español del Mercado del Vino (OEMV).

«Somos el país que más vino exporta del mundo, pero nos falta esa parte de valor. Desde la feria queremos incrementar este valor y dar a conocer esta increíble oferta de vino que tenemos en nuestro país», ha subrayado Pagés.

Para conseguirlo, el salón ha invitado a cerca de 300 compradores internacionales «de alto nivel», considerados estratégicos para el sector y de los cuales un 50% facturan más de 2 millones de euros al año, ha explicado.

UNA EXPERIENCIA PARA LOS CINCO SENTIDOS

«Buscamos que las actividades del salón observen el vino desde todos los ángulos para proporcionar una experiencia lo más completa posible», con un programa de actividades que asociarán el vino con el mundo de la música, el arte, la escultura, la literatura o la gastronomía, ha asegurado Macías.

El salón contará con espacios de formación, dónde expertos del vino realizarán ponencias y charlas para dar a conocer las últimas tendencias en el sector, así como con un área de degustación en la que restaurantes de renombre crearán tapas que maridarán con vinos presentados en el salón.

También habrá un área dedicada a la coctelería; una librería con un espacio para relajarse consultando libros especializados y una mesa de catas sinestéticas que mostrarán cómo la música puede influir en el sabor del vino.