IAG se queja ante la Unión Europea del rescate de Flybe por parte de Reino Unido

IAG ha presentado este miércoles una queja ante la Unión Europea por el rescate por parte del Gobierno del Reino Unido de la aerolínea regional Flybe porque le «preocupa» que esta ayuda infrinja las normativas sobre incentivas estatales.

Según recoge el ‘Financial Times’, el Gobierno británico acordó un paquete de rescate para la aerolínea, incluyendo un aplazamiento a corto plazo de algunos de los pagos por pasajeros de Flybe, una partida que asciende hasta a 106 millones de libras esterlinas (123 millones de euros), así como un posible préstamo.

Ante esto, el actual consejero delegado de IAG, Willie Walsh, ha calificado el apoyo del Gobierno como un «mal uso» de los fondos públicos, ya que considera que los contribuyentes están pagando «la factura por una mala gestión» de la compañía.

Parte la propiedad de Flybe pertenece a Virgin Atlantic, propietario a su vez de Delta Airlines, por lo que Walsh ha declarado que son estas compañías las que «quieren que el contribuyente pague su mala gestión» y ha señalado que la «precaria situación» de dicha empresa se «burla» de los accionistas. El directivo ha enviado una carta al secretario de Estado de Transporte británico, Grant Shapps, que ha sido publicad apor la ‘BBC’.

Además, el diario británico también recoge las quejas de otras compañías sobre este rescate, como la del consejero delegado de easyJet, Joahn Lundgren, que ha esgrimido que los contribuyentes «no deben ser utilizados para rescatar empresas individuales», o Ryanair, que ha pedido que se refuercen las pruebas de estrés para las aerolíneas y operadores turísticos «financieramente débiles» para que el contribuyente «no tenga que rescatarlo».

Aunque Flybe opera en aeropuertos regionales donde no lo hacen otras compañías, es competencia de estas otras aerolíneas en algunas rutas nacionales del Reino Unido.

Por su parte, el Gobierno británico insiste en que Flybe no ha recibido ningún «tratamiento especial» y que cualquier cambio sobre los derechos de los pasajeros o la conectividad regional que resulten de alguna revisión serán aplicados a todas las aerolíneas «en el competitivo mercado de la aviación».y la redifusión de este contenido sin su previo y expreso consentimiento.