Francia activa un sistema de garantías para los clientes de la filial gala de Thomas Cook por su insolvencia

El Ministerio de Exteriores francés ha puesto en marcha un sistema de garantías para los clientes de la filial de Thomas Cook en dicho país que se encuentran en el extranjero después de que esta se haya declarado insolvente, ha informado el Gobierno francés.

Tras el anuncio por parte de la empresa de que no podrá prestar los servicios comercializados a los clientes, el Gobierno francés ha instado a la Asociación Profesional de Solidaridad en el Turismo (APST, por sus siglas en francés) que activara este mecanismo de garantía en el marco de la directiva europea sobre viajes combinados.

Así, los clientes que hayan adquirido un viaje combinado con Thomas Cook France estarán cubiertos para conseguir un billete de transporte para el regreso y una carta de garantía para poder presentar ante el establecimiento en el que se aloja, así como el reembolso de los viajes reservados que todavía no se han efectuado. En el caso de que haya adquirido su viaje en una agencia independiente, recomiendan ponerse en contacto con ella.

Esta garantía solo cubre a los clientes de viajes combinados, por lo que quienes hayan adquirido los billetes de avión de manera independiente deberán contactar con su seguro o banco para poder beneficiarse.

En total, en el momento de la quiebra del turoperador, Francia contabilizó unos 10.000 turistas franceses que viajaban con Thomas Cook en el extranjero y que tenían que ser repatriados.