EEUU y Reino Unido cierran un acuerdo de aviación para los vuelos cuando entre en vigor el ‘Brexit’

Los Gobiernos de Estados Unidos y de Reino Unido han cerrado un acuerdo de “cielos abiertos” que se aplicará a los vuelos entre ambos países que se realicen a partir de la aplicación del proceso de salida de Reino Unido de la Unión Europea, según ha informado el ministro de Transportes británico, Chris Grayling.

El pacto implica que las aerolíneas continuarán volando de Reino Unido a Estados Unidos tras el Brexit. En la actualidad, los vuelos entre ambos países se rigen de acuerdo con el tratado de ‘cielos abiertos’ entre Estados Unidos y la Unión Europea.

El pacto ahora alcanzado con Estados Unidos es uno de los nueve acuerdos bilaterales que Reino Unido ha alcanzado para sustituir el pacto comunitario que le ampara por pertenecer a la Unión Europea. Los otros acuerdos los ha alcanzado con Albania, Georgia, Islandia, Israel, Kosovo, Montenegro, Marruecos y Suiza.

El Ministerio de Transportes ha señalado que las discusiones con Canadá para cerrar un pacto están “en una fase avanzada”, según informa la BBC. El ministro Grayland ha señalado que los vuelos transatlánticos han ayudado a Reino Unido y a Estados Unidos a estar “más cerca”, “reforzar” sus vínculos e impulsar sus economías.

“Este nuevo acuerdo y los cerrados con otros ocho países en todo el mundo son la prueba de que Reino Unido continuará siendo un actor importante en la escena mundial cuando abandonemos la Unión Europea”, ha afirmado Grayling, que es uno de los políticos que hizo campaña a favor de Brexit en el referéndum.

En virtud de este acuerdo, las aerolíneas de países de la Unión Europea que operan actualmente vuelos entre Estados Unidos y Reino Unido podrá continuar realizando esas rutas mientras sigan estando controladas y sigan siendo propiedad de ciudadanos de la UE o de Reino Unido.

Sin embargo, las aerolíneas que quieran crear una nueva ruta entre Estados Unidos y Reino Unido en el futuro y que no sean propiedad de ciudadanos británicos necesitarán un permiso del Gobierno de Estados Unidos.

IAG, la matriz de British Airways, según recuerda la BBC, está registrada en España y tiene accionistas en todo el mundo. IAG ha dicho que el acuerdo con Estados Unidos es “un avance importante y significativo” que la compañía celebra por entender que facilitará una “fuerte competencia” y favorecerá a los consumidores.

El acuerdo del Brexit alcanzado por la primera ministra, Theresa May, establece que Reino Unido y la Unión Europea aceptan negociar “un acuerdo integral de transporte aéreo” para los vuelos entre la UE y Reino Unido.

En septiembre, el Gobierno británico avisó de que un escenario de Brexit sin acuerdo con la Unión Europea podría provocar la suspensión de las conexiones aéreas entre Reino Unido y los países de la Unión Europea.