Descubre Lisboa desde las alturas

El Bluesock Rooftop Bar -ubicado en lo alto del Bluesock Hostels Lisboa- es un rincón único que te ofrece impresionantes vistas a la ciudad y al río Tajo

 

Lisboa a tus pies. La capital de Portugal, cuyo centro está delimitado por siete colinas, es una ciudad ideal para ver desde las alturas. Tanto desnivel, callejuelas que suben y bajan zigzagueando entre modernidad y tradición, han propiciado que existan muchos miradores para contemplar la ciudad de la luz… Pero hay uno que combina a la perfección descanso, ocio y, cómo no, vistas espectaculares. Bluesock Hostels Lisboa es el mejor complemento para el viaje perfecto a la capital lusa, un moderno establecimiento del Grupo Carrís, pensado para millennials y ubicado muy cerca de la arteria principal de la ciudad. El alojamiento cuenta con 330 plazas y 58 habitaciones, además de zonas comunes para compartir experiencias inolvidables. Uno de estos lugares es el Rooftop Bar, un rincón único en el que sacarle el máximo partido al excelente clima lisboeta: un bar al aire libre en una espectacular azotea.

 

Son muchos los que se –nos- preparamos para dar el salto de temporada cada año, dando paso al día a día estival olvidando nubes y lloviznas. Y si hay algo que siempre sale a escena en verano, esas son las terrazas. Las hay que miran al cielo de cerca; otras que son balcones a calles principales, las hay más resguardadas en rincones secretos y con vistas peculiares u otras que prefieren tener los pies en el suelo. Y después, hay otras que han nacido combinadas con el plan perfecto en el lugar ideal.

 

Una de las ciudades más vibrantes para contemplar desde las alturas el mestizaje entre herencia y tradición con un modernismo impactante y pensamiento progresivo es Lisboa. La capital portuguesa ofrece una historia rica y variada, una animadísima vida nocturna y un clima fantástico durante todo el año, más aún en verano. El lugar perfecto para aventurarse en el pasado sin dejar el presente.

Muy cerca de la arteria principal de la ciudad, se puede disfrutar ya del nuevo Bluesock Hostel Lisboa, una opción ideal de alojamiento que hace de una escapada un momento exclusivo. Una suerte para cualquier viajero que quiera completar su viaje con el descanso más auténtico. Se trata de un moderno edificio con 330 plazas y 58 habitaciones con maravillosas vistas al Tajo. Sus estancias se distribuyen en 9 suites –una de ellas con terraza propia-, 6 habitaciones privadas con dos camas individuales cada una, 3 con cama de matrimonio y otras 40 compartidas, femeninas o mixtas. Este establecimiento, pensado para viajeros millennials, no es un hostel al uso, ya que la filosofía del Grupo Carrís se basa en hacer de la estancia una experiencia única y diferente, más allá de un mero lugar de descanso. Para ello, el visitante siempre dispone de espacios comunes en los que compartir sus vivencias.

 

Uno de estos lugares es la corona del establecimiento, en la séptima planta, el Rooftop Bar, una terraza chillout en la que sacarle el máximo partido al excelente clima lisboeta. Cócteles, copas, zumos, snacks… Para refrescarse, relajarse y recargar baterías; este espacio único lo tiene todo, incluso Lisboa a sus pies. Con un horario de 19.00 horas de la tarde a 00.00 de la noche, el Bluesock Rooftop Bar es el lugar perfecto para dejarse sorprender por las maravillosas vistas del Tajo y su decoración única; pero no solo eso. Es el punto de encuentro ideal para conocer a personas de todo el mundo y compartir las vivencias de tu viaje.

La mejor forma de reservar ya la estancia en Bluesock Hostels Lisboa -al igual que en Bluesock Hostels Oporto y en el recién abierto Bluesock Hostels Madrid- es a través de la web www.bluesockhostels.com que ofrece el mejor precio garantizado y ventajas exclusivas como el early check in y el late check out –sujetos a disponibilidad- y bebida gratuita de bienvenida.