Bruselas dice que son los cruceros los responsables de repatriar a pasajeros y tripulación

La Comisión Europea ha advertido de que la responsabilidad de repatriar a los pasajeros y tripulación de cruceros que puedan quedar bloqueados durante su ruta por las restricciones debidas al coronavirus recae de manera general sobre los propios operadores del crucero, incluso cuando se encuentran fuera de la Unión Europea.

Así lo ha aclarado el Ejecutivo comunitario en una guía con directrices sobre cómo actuar durante las circunstancias excepcionales que impone el confinamiento y en la que también pide a los estados miembro colaboración para asistir a los operadores en la identificación de los puertos adecuados para el desembarque que permita la repatriación de sus clientes o el relevo de la tripulación.

En caso de que haya personas a bordo infectadas con el coronavirus, precisa Bruselas, los buques deben ser dirigidos a un puerto cercano en donde los hospitales tengan capacidad suficiente para atender a los enfermos.

«Pido a los estados miembro que designen puertos en los que realizar cambios de tripulación rápidos y recuerdo a los operadores de cruceros que tienen la responsabilidad de traer a todos sus clientes y empleados hasta sus hogares de forma segura», ha dicho la comisaria de Transportes, Adina Valean.

«La gente de mar mantiene abiertos los canales esenciales para nuestra economía y nuestras cadenas de suministro, ya que el 75 por ciento del comercio global de la UE y el 30 por ciento de todos los bienes transportados dentro de la UE se mueven por vía marítima», ha añadido Valean en el comunicado.