Boeing entra en pérdidas por el coste de la crisis del 737 MAX, que cifra en más de 16.000 millones

Boeing cerró el año 2019 con pérdidas de 636 millones de dólares (578 millones de euros), lo que supone que el fabricante aeronáutico estadounidense entre en ‘números rojos’ por primera vez desde 1997 como consecuencia de la crisis del 737 MAX, que tendrá un coste total de más de 18.000 millones de dólares (16.360 millones de euros).

Los ingresos totales de la compañía decrecieron un 24% el pasado año con respecto a 2018, hasta los 76.559 millones de dólares (69.584,4 millones de euros). Por otra parte, los gastos se situaron en 72.093 millones de dólares (65.525 millones de euros), un 11% por debajo de los de 2018.

El presidente y consejero delegado de Boeing, David Calhoun, ha reconocido que tienen «mucho trabajo que hacer» y que la compañía está centrada en el regreso del 737 MAX al servicio de forma segura y en «restaurar la confianza que la marca Boeing representa en el mercado aeronáutico». En ese sentido, ha señalado que la seguridad estará presente «en cada decisión, cada actuación y en cada paso que se dé».

Además, ha resaltado que «afortunadamente», la «fortaleza de la cartera general de negocios proporciona la liquidez financiera para seguir un proceso de recuperación exhaustivo y disciplinado».

En el último trimestre del año, Boeing perdió 1.010 millones de dólares (917 millones de euros), con unos ingresos de 17.911 millones de dólares (16.279 millones de euros), que representan un descenso del 37% con respecto al mismo periodo de 2018.

Al cierre de 2019 la cartera de pedidos de Boeing alcanza los 463.403 millones de dólares (421.186 millones de euros), un 5% menos que un año antes, con pedidos para unos 5.400 aviones comerciales, valorados en 376.593 millones de dólares (342.285 millones de euros).

MENOS DE LA MITAD EN ENTREGAS

El bloqueo del 737 MAX también ha rebajado las entregas de aviones comerciales de Boeing durante el año, ya que se han reducido un 52,8% con respecto a las 806 efectuadas en 2018, cuando alcanzó su récord, hasta las 380.

Los ingresos de la división de aviones comerciales se redujeron un 44%, hasta los 32.255 millones de dólares (29.316 millones de euros).

La compañía ha resaltado que la división de aviones comerciales se ha visto afectada por el 737 MAX y los cargos adicionales de 2.600 millones de dólares (2.363,14 millones de euros) destinados a posibles compensaciones a los clientes que se hayan sufrido consecuencias por la paralización de los MAX.

El coste estimado para la producción de los 737 aumentaron en 2.600 millones de dólares (2.363 millones de euros) durante el último trimestre. Además, la suspensión de la producción de los MAX y la reanudación gradual de esta generarán unos costes adicionales de unos 4.000 millones de dólares (3.635 millones de euros) que sumarán a los gastos a principios de 2020.

A esto se le suman los 9.200 millones de dólares (8.361,8 millones de euros) en costes por el 737 MAX anunciados previamente, por lo que el coste total sería de más de 18.000 millones de dólares (16.360 millones de euros).

Por su parte, la división Boeing Defense, Space & Security registró unos ingresos de 26.227 millones de dólares (23.837 millones de euros), un 1% menos que en 2018.