Andorra estudia implementar una tasa turística que revierta en el sector

El objetivo para este 2020 es aumentar un 1,2% los turistas

Andorra estudia implementar una tasa turística que revierta en el sector, aunque el proyecto está en una fase «muy embrionaria», según ha explicado este viernes la ministra de Turismo, Verònica Canals, en la comisión legislativa de Economía.

Canals ha comparecido en la sede parlamentaria para presentar las cinco líneas estratégicas en que se ha estructurado el trabajo del Ministerio que lidera para esta legislatura.

Así, uno de los ejes es la cooperación con otros países y organismos internacionales, y es en este marco que se estudia cómo otros estados han implementado y estructurado tasas turísticas, que está «muy asumida» por el consumidor final.

La ministra de Turismo ha asegurado que aún no se ha definido ni la cuantía ni como se estructuraría la tasa, y tampoco como revertiría en el sector, aunque sí está claro que se quiere que revierta en él.

Otro eje estratégico es la política de reglamentación del sector, con el objetivo de conseguir una oferta turística de calidad: así la política será «continuista» y se desarrollarán los reglamentos que derivan de la Ley de alojamiento turístico para establecer los estándares de calidad que deben cumplir.

También con el objetivo de mejorar la calidad de la oferta, una tercera línea de acción se basa en la formación; se quiere formar el personal para que den una mejor atención al cliente y a la vez se conviertan en prescriptores y contribuyan a la desestacionalización.

Los productos nacionales se erigen en un cuarto eje de actuación, y en este sentido Canals ha avanzado que se trabaja en un ‘label’ de enoturismo y otro de restaurante tradicional, donde se ofrezcan los platos más tradicionales de la gastronomía andorrana y que se están recogiendo para editar un recetario, entre otros.

El último eje se centra en proyectos concretos y transversales que se trabajan juntamente con otros ministerios.

OBJETIVO: AUMENTAR UN 1% LOS TURISTAS

En la comparecencia pública también ha intervenido el gerente de Andorra Turismo, Betim Budzaku, quien ha expuesto que el objetivo que se ha marcado la sociedad es aumentar un 1,2% los turistas que visitan el país.

Este objetivo se concreta en recibir un total de más de tres millones de turistas y que el crecimiento sea del 1,1% en turistas españoles, del 1,3% en turistas franceses y del 1,9% de turistas de otras nacionalidades.

Budzaku ha expuesto que la estrategia comercial y de marketing se dirige a incrementar el número de turistas porque estos hacen un mayor gasto medio que los visitantes de un solo día, de unos 150 euros frente los 90 de los excursionistas.

ALOJAMIENTOS TURÍSTICOS NO DECLARADOS

El director del Departamento de Turismo el Gobierno de Andorra, Sergi Nadal, ha explicado en la comparecencia frente a la comisión legislativa de Economía que hay 2.795 viviendas declaradas para uso turístico.

En este punto, Nadal ha manifestado que «cada vez se será más exigente», y de hecho ya se han realizado un centenar de inspecciones de viviendas de uso turístico que se anunciaban en plataformas de Internet como tales o fruto de consultas de vecinos, y se han abierto 24 expedientes sancionadores.

Andorra estudia implementar una tasa turística que revierta en el sector

El director del Departamento de Turismo ha explicado que en la mayoría de los casos el expediente es por no disponer de número de registro de alojamiento turístico, y en un par de casos por exceder el aforo máximo.