Alicante cierra julio con una ocupación del 89,7%, la mejor del año, pero pierde un 2,6% respecto a 2017

Los hoteles de la ciudad de Alicante alcanzaron en julio una ocupación del 89,7 por ciento, la más alta de este 2018, que, sin embargo, supone una caída del 2,6% con respecto a los datos de julio de 2017 (92,3%), según ha detallado la Asociación Provincial de Hoteles de la Provincia (APHA).

En un comunicado, la patronal ha incidido en que aunque en este año se ha producido una bajada de 2,6 puntos porcentuales, las cifras del mes pasado han sido mejores que las registradas en 2016.

“Esta situación no es nueva, las cifras de ocupación registradas cada mes desde mayo han sido inferiores a las contabilizadas en 2017”, han detallado y han apuntado que se trata de una tendencia tiene que ver “tanto con la recuperación de destinos de sol y playa de otros países competidores del Mediterráneo, que han lanzado agresivas ofertas comerciales, como con la falta de control sobre la creciente oferta turística ilegal en España”.

Para la patronal, “resulta imprescindible reforzar la promoción en los mercados nacional e internacional y apostar por la calidad del sector, para lo que es urgente actuar en la erradicación del intrusismo en el alojamiento”.

El dato de Alicante se ha trasladado al resto de municipios de manera que julio cerró con una tasa de ocupación global de un 84,7%, inferior a la registrada en el mismo periodo de 2017, que se situó en un 86,8%.

La mejor ocupación del mes se ha producido en El Campello, que ha llegado al 94,2% y en Xàbia (92,8%). Además, sobresalen los alojamientos de interior, que han incrementado su ocupación en 6,6 puntos porcentuales respecto a julio de 2017, así como Orihuela, que ha sumado 2,2 puntos.

Por contra, las peores cifras se han dado en Santa Pola, que ha reducido su ocupación en 14 puntos, así como en la zona compuesta por Sant Joan d’Alacant y Mutxamel, que lo han hecho en 10,8 puntos porcentuales.

“El análisis de los datos acumulados desde principios de año revela en julio una evolución positiva gracias a la inercia de los primeros meses, con un resultado de la ocupación del 75,1%, un promedio que todavía se sitúa 0,4 puntos por encima del de 2017 para el mismo periodo”, han expuesto.

En cuanto a la procedencia, la demanda extranjera ha concentrado el 65,7% de los viajeros, mientras que la demanda nacional ha llegado al 34,3%. Entre los países emisores, destacan Reino Unido (15.153 turistas), Noruega (7.609) y Francia (5.174).

De los turistas del resto de España destacan los procedentes de Madrid (12.202), resto de la Comunitat Valenciana (6.483), seguidos de los castellano-manchegos (6.489) y los venidos de Catalunya (3.355).