Airbnb crea un fondo de más de 8 millones para los gastos adicionales de los afectados por cancelaciones en Japón

La plataforma Airbnb ha comunicado que destinará 10 millones de dólares (8 millones de euros) para cubrir los gastos adicionales de aquellos usuarios que se hayan visto afectados por las cancelaciones de hospedaje en Japón, ante la nueva ley nipona para el intercambio de viviendas privadas, conocida como ‘minpaku’, que obliga a los propietarios a estar registrados, y que entrará en virgo el próximo 15 de junio.

Airbnb dejó de mostrar el pasado día 4 el 80% de los anuncios en el país que no habían solicitado y obtenido el permiso necesario para operar, reduciendo la cifra de viviendas anunciadas en Japón de 62.000 a 13.000.

La plataforma tomó esta decisión en respuesta a una “sorpresiva” notificación de la Agencia de Turismo de Japón (JTA, en sus siglas por inglés) enviada a las plataformas para que cancelaran las reservas realizadas a través de sus webs en viviendas sin permiso para operar.

La compañía reconoce que cancelar las reservas hechas en los anuncios sin número de licencia, “sin importar las dificultades para los anfitriones que estaban expectantes por compartir su hogar o para los huéspedes emocionados por viajar a Japón”, va en contra de la información que había recibido previamente.

Por ello, Airbnb cancelará automáticamente y reembolsará por completo cualquier reserva de anuncios en Japón que no hayan conseguido su licencia a diez días de la llegada del huésped, salvo que la autoridad nipona decida modificar la norma.

Así, devolverá por completo el importe de las reservas que se cancelen para el 15 de junio o a partir de esa fecha, además de entregar un cupón de al menos el 100% del total de la reserva para poder ser utilizado en un futuro viaje con la plataforma Airbnb. La entrega de ambos será procesada en un plazo de diez días.

GASTOS INESPERADOS POR LA BÚSQUEDA DE NUEVOS ALOJAMIENTOS

Para ello han creado un Plan de Respuesta para Viajes a Japón, que contempla dicho fondo para dar apoyo a los viajeros, con el que pretenden cubrir los gastos adicionales de aquellos huéspedes que tengan reservado un viaje al país que se haya interrumpido por esta situación. Este fondo irá destinado a abonar los gastos inesperados que puedan encontrar los usuarios en la búsqueda de nuevo alojamiento o en el cambio de billetes.

Airbnb ayudará a los clientes a encontrar un alojamiento que responda a sus necesidades a través de la colaboración con la agencia de viajes japonesa JBT, que dará soporte para encontrar un nuevo lugar en el que hospedarse. En el comunicado, la compañía también ha anunciado que tiene soporte las 24 horas para todos los clientes que necesiten asistencia.

La plataforma ha asegurado ha lamentado las molestias causadas a los afectados, pero que cree que las nuevas normas “supondrán un cambio positivo para Airbnb y su comunidad de usuarios en Japón”.