AccorHotels completa la compra del edificio de su sede y prevé duplicar su Ebitda para 2022

La compra de la torre ‘Sequana’ le supondrá un ahorro anual de 20 millones en alquiler

AccorHotels ha completado la adquisición de la torre ‘Sequana’ que alberga su sede por 363 millones y prevé duplicar su resultado bruto operativo (Ebitda) para el ejercicio 2022, hasta los 1.200 millones de euros.

La compañía ha reafirmando sus objetivos a largo plazo y su estrategia para transformar el grupo con un modelo de activos “más rico”, conformado con marcas icónicas y posicionadas en mercados clave, y con el quiere cubrir todos los nichos del mercado.

El grupo hotelero francés cerró 2017 con un beneficio de 441 millones de euros en 2017, lo que supone un 66,4% más con respecto al ejercicio anterior, en un año en el que vendió el 55% de su negocio inmobiliario por 4.400 millones; aumentó un 5% su facturación y logró un Ebitda de 626 millones de euros, un 23,6% más.

AccorHotels, que ha venido desarrollando un crecimiento orgánico destacado en los últimos meses con varias adquisiciones y celebró ayer el Día de los Mercados de Capitales, ha asegurado que la compañía cuenta ahora con más fortalezas para la creación de valor.

En concreto, la compañía centrará su estrategia en dos iniciativas: la oferta de compra para hacerse con el 47% del capital que no controla todavía del operador hotelero polaco Orbis, líder en Europa Central y del Este, con el fin de replicar la política de gestión de activos que el grupo ha implementado durante años y aportar valor añadido a su nuevo modelo económico, especialmente en Europa, al tiempo que optimiza los costes.

Al respecto, ha añadido que sus ingresos reflejan un sólido crecimiento en las principales áreas de negocio y por mercados, apoyados en la ampliación de la escala de marcas con las que opera, así como una mejora de sus márgenes operativos gracias al estricto control de sus costes generales.

“La mejora del rendimiento operativo, combinada con capex estable (inversiones en bienes de capitales), dará lugar a una fuerte aumento de los flujos de caja recurrentes y, por ende, del dividendo por acción del grupo”, señala. El grupo mantuvo el dividendo en 2017 en 1,05 euros por título.

UN GRUPO “MÁS ÁGIL Y MÁS RENTABLE”

“AccorHotels ha sufrido una gran transformación en los últimos años, evidenciada por numerosas adquisiciones de marcas y actividades comerciales complementarias, el fortalecimiento de nuestras plataformas digitales y el cambio a un modelo de luz de activos incluyendo la venta de la participación mayoritaria en AccorInvest”, ha afirmado el presidente y consejero delegado del grupo, Sebastian Bazin.

Bazin ha defendido que los objetivos del grupo son “ambiciosos pero alcanzables” y que hoy la compañía es “más ágil, más rentable y más global, con un porfolio de marcas bien equilibrado y unos activos únicos en la industria”. Para el directivo todo ello combinado con una “gestión rigurosa” permitirá a la compañía generar un valor sostenible para sus accionistas, clientes y empleados.

Por otro lado, AccorHotels ha completado la adquisición de la torre ‘Sequana’, que alberga su sede desde el año 2016 en IssyLes-Moulineaux en las proximidades de París por un importe de 363 millones de euros, conforme al acuerdo de arrendamiento firmado en 2015, que incluía una opción de compra.

Actualmente, el edificio está valorado en más de 500 millones de euros y la transacción se ha financiado con un préstamo de 300 millones de euros a ocho años, con un cupón del 1,8% anual. Con esta operación, el grupo hotelero francés cifra en 20 millones de euros por año el ahorro en alquiler.